Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

La cabra tira al monte vol.2

Imagen
Como ya comenté en la entrada anterior, me he mudado a Valencia. Decir que estoy eufórica es poco: tenía muchísimas ganas de dar este paso con mi señor esposo, con el plus de que nuestra casa nos encanta y me siento cómoda y a gusto, muy a gusto. Como decía ma Princesse ayer, la vida conyugal me sienta bien.

[Mi nuevo rincón de estudio. Enamora.]
Ahora ya entenderéis, supongo, por qué tenía tanto lío, por qué he estado tan ocupada y por qué no he podido dedicarle todo el tiempo posible al estudio. Organizar el viaje, preparar las cajas, arreglar la casa, colocar los trastos... Entre unas cosas y otras he estado alrededor de un mes casi monotemática. Por medias he avanzado lo que he podido, pero no puedo negar tampoco que el nerviosismo y las ganas me impedían concentrarme en muchos casos.

Peeeero mi vida es una tormenta, siempre tengo algo entre manos, algún lío, algo que hacer, algo... No iba a ser todo tan fácil como venir aquí, instalarme y ya está. Al día siguiente de llegar recibí…

El previo II (semana 6)

Me dediqué a los simulacros en los cuatro ratos que me pongo. Al menos siguen saliendo, a pesar de todo. Muy mejorables, por supuesto, pero saber que hay margen de mejora me da aliento. Podría ser peor, siempre podría ser peor.

También estuve organizándome. No sabes el caos que manejas hasta que te das cuenta de que toca ordenarlo todo. Maldigo entre dientes mientras compruebo todo con el máximo cuidado. Niños, no me sean como la loca de las Cerezas, estar a caballo entre dos sitios y pretender llevarlo todo adelante es desquiciante.

Fui a clase, como siempre. Aproveché los minutos y traté de absorber todo lo posible, que se metan más conocimientos en mi neurona es cuestión de tiempo y de sentarme más a estudiar. Cuestión de no estar tan liada, pero pronto, más pronto de lo que parece, podré hacerlo. Me tomo estas dos semanas anteriores de descanso y vacaciones. Pienso que, bueno, al menos he desconectado y tengo las pilas cargadas y más ganas. Muchas más.

Pero lo mejor de la semana v…

El previo I (semana 5)

Mover cielo y tierra. Reclamar, gritar, patalear. Volver a insistir.

Billetes impresos. Los tengo al lado, a un golpe de vista, junto al tintero. Azul y una fecha. Al lado, la mariposa verde que me une a ma Princesse. Todo conectado, aunque no lo parezca.

La alegría de saber que he aprobado el B2 de inglés. Un objetivo de la lista de este 2014 tachado. No será el último.

La impaciencia, el nerviosismo. El no parar. Como no me estoy quieta aprovecho y hago que me cunda el tiempo. Pongo orden al caos, o al menos lo intento.

Entre noche y noche insomne, retomo la costumbre de la almohada al revés, el cuaderno y a perderme en él. O me dejo enredar en alguna historia ajena, a ver con qué me sorprende. Las cinco de la mañana saben de otra forma si te pilla desvelada y terminando de leer una novela.

Los cumpleaños pendientes no se deben dejar demasiado. Pero para eso estamos, para solucionarlo. Así nos sorprende el domingo por la tarde, al borde de la piscina, charlando sin parar. Con todo e…